Algunos tips para el entrenamiento

Una de las grandes razones por la cual el ascenso al Volcán Lanin es tan codiciado, es por ser una actividad de alta montaña, con todas las exigencias que ello implica, pero sin demandar conocimientos técnicos de escalada, de manejo de cuerdas u otras. Es solo caminar..... pero... Es necesario un acondicionamiento físico orientado fundamentalmente a la resistencia, pues la travesía durará como mínimo 2 días. Una primer jornada de aprox. 6 hs con mochila en ascenso constante y una segunda de un ascenso aún mas intenso, pero que con bajada hasta la base, llega a las 12 Hs. de caminata efectiva en diferentes planos inclinados.

El peso de la mochila que será de 10 Kgs. o mas, se convertirá en un importante condicionante para el rendimiento, pues al peso que suman los artículos personales, se debe sumar algo de comida que daremos, grampones, casco, casco, polainas, piqueta y algún artículo ocasional grupal.

El plano inclinado cambia nuestra forma de caminar y el uso de mochila afecta nuestro centro de gravedad (CG), obligando estos factores a trabajar grupos musculares que generalmente no usamos tanto y que deberemos preparar con anticipación.

La carga sobre gemelos, glúteos, espalda y parcialmente en cuádriceps es muy importante en subida, sin embargo en bajada, este proceso se revierte, donde los cuádriceps al 100% y la parte anterior de la pierna recibirá toda la carga.

La bajada tiende a ser subestimada, sin embargo cuando cargamos los mismos específicos músculos durante horas, comienza la falta de respuesta de los mismos, afectando nuestra estabilidad y por ende la seguridad

En referencia a esto, la preparación física para el Lanín, deberá ser fundamentalmente orientada hacia la resistencia y no hacia la fuerza. Es simple, al prestar atención a la actividad diaria en sí, veremos que el trabajo es constante y no explosivo.

Del Lanín, como de otras montañas importantes, siempre saldrán mais airosos los que tengan un cuerpo preparado para largas, constantes y firmes actividades de resistencia que los corredores de 100 mts. llanos o el mas fuerte de los levantadores de pesas.

Esto amplía el rango de edades que admite la montaña, pues no es necesaria tanta juventud para este tipo de actividad. De hecho hemos tenido andinistas que han pasado la barrera de los 60 (siempre con la preparación y experiencia previa necesaria)

Cabe agregar, que personas mayores de 55 años, deberán solicitar su ascenso mencionando experiencia previa en este tipo de actividades.

En el caso de las personas con afecciones cardiacas y fumadores compulsivos permanentes, recomendamos abstenerse de la actividad.

Una buena prueba del desafío es cargar una mochila con unos 12 o 14 Kgs. y caminar mas de 4 Hs. en lo posible en planos inclinados. "De ser posible", ir hasta Sierras de Córdoba, La Ventana, de los Padres en Mar del Plata u otro lugar que permita tener una experiencia, que aunque no será nunca la misma dará una muestra mínima de lo que enfrentaremos.

Hay personas que no pueden descansar bien durante la noche, esto se debe al estar en un ambiente fuera de lo común, compartir el espacio con otras personas, aislante poco cómodo, etc. Esto podría afectar la condición física del día siguiente sin embargo es aquí donde los mais entrenados podrán sobrellevar mejor el ascenso.

ESTA ACTIVIDAD NO ES APTA PARA PERSONAS NO PREPARADAS FÍSICAMENTE

Mas información sobre el entrenamiento, sugerimos obtenerlo de profesores de educación física debidamente reconocidos, ademas de estar a Vtra. disposición para responder cualquier inquietud, vía mail o al 02972 4 25808.

Se hace mucho hincapié en el entrenamiento, no solo por llegar a la cumbre, sino también para que se pueda disfrutar a pleno el ascenso.

Tener en cuenta que para bajar la exigencia física, siempre podrán solicitarnos el servicio de porteador (el mismo tiene un costo adicional por día)

  • Correr es una buena sugerencia pues si bien es relativamente agresivo para las extremidades inferiores, es justamente a lo que nos enfrentaremos en el Volcán. Pisadas incómodas, terreno irregular, sobre carga, impacto en bajada, posiciónes poco comúnes y otras variaciones serán parte del desafío y tener piernas acostumbradas a un trato relativamente duro, ayudará.
  • Aunque esté feo el clima salgo igual. "El clima solo me dice que usar" Esto me preparará también mentalmente para el mal clima, aprenderé que indumetaria es útil para abrigarme y cual no, como reacciona mi cuerpo al frio, el viento o el agua, como sobrellevarlos y mas.
  • Es difícil tener buena resistencia si de base no se tiene músculos fuertes, de modo que el complemento del gimnasio con sobrecarga será muy útil.
  • Hacer algún tipo de ejercicio de equilibrio con mochila cargada será útil para aprender a manejar este nuevo centro de gravedad.
  • La espalda es la mas olvidada, pero muchas veces la que mas nos hace recordar que existe durante el ascenso o cualquier travesía pues el peso de la mochila durante horas se hace sentir y mucho en esta zona.
  • Salir con el calzado que utilizaré. Las zapatillas son cómodas pero el ascenso se hará con calzado que pesará 2 kgs en cada pie o mucho mas. A esto también hay que estar algo acostumbrado.
  • Te puedes abrigar mucho por afuera, pero es imposible hacerlo por adentro.... Los pañuelos tipo buff, respirar por la nariz y no exponerse a cambios de temperatura repentinos dará a tus vías respiratorias las herramientas y el tiempo necesarios para adaptarse a una condición fría sin enfermarse.
  • No lleves al ascenso complementos como sales, sobres de glucosa, barras de creatina u otros si no estas acostumbrado a consumirlas y no sabes como y cuando hacerlo. Estas podrán descomponerte físicamente.

Envíenos su consulta

Nombre
Apellido
Ingrese su e-mail
Teléfono
Ingrese su consulta


©2022 | Un desarrollo de sitio web de INTERWA S.A.
Consúltanos por WhatsApp